Empezar de cero una y otra vez

La vida es un viaje lleno de altibajos en el que muchas veces debemos comenzar de cero y volver a intentarlo más de una vez, donde caemos para volvernos a levantar con más fuerza y entendiendo que siempre habrá valido la pena volverlo a intentar.

En primer lugar, “la práctica hace al maestro” esto aplica para todas y cada una de las actividades o situaciones que vivimos día tras día. No importa la cantidad de veces que haya que intentarlo, lo importante aquí es no desfallecer, pues ya llegará el momento en el cual todo saldrá mejor que antes.

El camino recorrido es mejor que la llegada, el viaje es una aventura en la que hay que tener paciencia, porque encontraremos piedras y, sobre todo, cometeremos muchas equivocaciones de las cuales aprenderemos. Ninguna persona llega a sus objetivos sin un proceso, sin errores, sin haber probado la frustración.

Caer es fundamental para aprender. La parte más interesante de la vida es levantarse nuevamente con lecciones, más fuerte y con ganas de superar todas las adversidades.

La vida es un aprendizaje constante, en el que se empieza de cero varias veces y se toman todas esas lecciones que enseñan los errores para que a la próxima salga mejor que la anterior.

 

La vida: Aunque todo parezca nada, siempre vuelve a empezar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *